Por Dan Santos / @DanSantosMX

A dos años del gobierno de AMLO, es necesario para todas y todos, particularmente para los activismos LGBTTTIQ, defender una agenda política de Derechos y Libertades.

Por eso nace el Frente Nacional por la Diversidad (FNXD), un espacio progresista de las poblaciones LGBTTTIQ, opositor a un gobierno que desmantela el Estado Laico, que destruye instituciones de salud y deja sin medicamentos a personas con cáncer y VIH.

Este Frente pretende aglutinar voluntades para incidir eficazmente en las próximas elecciones, así como demostrar que la oposición al régimen autocrático no es exclusivamente de derechas, porque el lopezobradorismo NO es de izquierda ni los sectores agraviados son sólo «conservadores».

El FNXD somos una expresión opositora que no cree que se pueda construir un México justo y socialmente estable despreciando a las mujeres, personas LGBTTTIQ, poblaciones originarias, culturas alternativas urbanas y migrantes.

Somos un esfuerzo incluyente ante un gobierno que en los hechos no tiene nada de progresista. Confluimos quiénes vemos que los grupos antiderechos le perdieron el asco a la política electoral y hoy, desde el poder, bloquean el reconocimiento de derechos y libertades, e intentan dar reversa a lo que ya se ha ganado, producto de un gran esfuerzo colectivo.

Estamos decididos a arremangar la camisa, empolvar los pies y arriesgar el «inmaculado» ropaje de activistas, para tomar esos espacios de decisión en beneficio de los derechos y las libertades de las y los mexicanos. 

Un primer paso ha sido la firma de un convenio con la dirigencia nacional del PRD para impulsar la agenda por los derechos LGBTTTIQ y postular a hombres y mujeres como candidatxs en todos los ámbitos de representación: ayuntamientos y legislaturas locales y federal.

El FNXD no busca la confrontación, sino la suma de voluntades para garantizar el ejercicio de los derechos ya conquistados y avanzar en su progresividad; aspiramos a construir un polo de oposición progresista, lo que el lopezobradorismo no pudo o no quiso hacer.

No pretendemos ser competencia para otros esfuerzos colectivos, sino complementarlos, usando la participación político-electoral como vehículo para el empoderamiento de nuestras poblaciones.

Se trata del primer frente LGBTTTIQ, con actores vinculados a varios partidos y un objetivo claro: candidaturas ganadoras en 2021. Los partidos políticos con los que se construyan acuerdos serán vehículos para que podamos acceder directamente a los espacios de toma de decisiones.

El FNXD es un esfuerzo plural en un momento crítico para la democracia y la estabilidad política, que deberá dialogar con otros actores para construir una opción a la decepción y la desesperanza; nuestros enemigos no son otros espacios construidos desde la Diversidad Sexual, sino quienes con sus acciones u omisiones atentan contra los derechos y las libertades.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this