Juguetes sexuales para salir de la rutina conyugal, hacer travesuras o como alternativa del placer.

Aunque mayores de edad, hay quienes seguimos en la búsqueda del juguete perfecto, ese compañero sexual que podemos gozar con la pareja o en la soledad de nuestra cama, para salir de la rutina conyugal, hacer travesuras o como una alternativa del placer, independientemente de nuestro género y orientación sexual.

Cansado de masturbar a sus pacientes para aliviarlas de la histeria, el médico británico Joseph Mortimer Granville patentó en 1870 el primer vibrador electromecánico, con fines meramente clínicos; aunque siglos antes, Cleopatra ya usaba uno, elaborado de un rollo de papiro con abejas revoloteando en su interior.

Dildos, vibradores, esposas y látigos, lencería, disfraces, masajeadores, antifaces, muñecos y muñecas inflables son accesorios seguros y saludables, que la tecnología produce y mejora día con día para el placer corporal.

Recomendaciones para el uso de artefactos sexuales:

  1. Su uso, tamaño, textura y velocidad debe decidirse por consenso con la pareja o parejas sexuales.
  2. De preferencia, úsalos de manera personalizada.
  3. Si los compartes con otros, debes colocarles un preservativo nuevo con cada persona.
  4. Lávalos con agua y jabón, antes y después de haberlos utilizado.
  5. Adquiérelos en tiendas especializadas, porque los piratas podrían tener defectos que podrían lastimarte.

Todas y Todos Somos Todes…

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this